martes, 23 de noviembre de 2010

¿CONTAMINACIÓN O AUTODESTRUCCIÓN?

El ser humano es un ser contradictorio. Por un lado, construye todo tipo de objetos y edificios que escapan a la imaginación, idea teorías de cualquier índole cada vez más elaboradas, se supera día a día a sí mismo con descubrimientos impensados.

Pero por otro lado, deja de lado el mundo natural que le fue entregado, utiliza indiscriminadamente los recursos que éste le provee sin tener en cuenta que se van a acabar, se va autodestruyendo poco a poco al desproteger su propio hábitat.

El alto índice de contaminación en la cuenca Matanza-Riachuelo es un claro ejemplo de esta autodestrucción. Alrededor de 4100 industrias se encuentran en sus márgenes y tan sólo 65 provocan el 80% de la contaminación total.

Pero lo más lamentable no es que ese río, en el que antes la gente se bañaba, se haya transformado en un "río muerto", sino que hace 200 años se está contaminando el Riachuelo y, por consiguiente, afectando nuestra vida. Y digo nuestra porque no sólo se ven perjudicadas las personas que viven en las cercanías del Riachuelo (alrededor del 12,5% de la población) sino que en tanto no comience un saneamiento exhaustivo todos vamos ser víctimas de lo que se va a convertir en un aire hipercontaminado.

No podemos decir que no se está haciendo absolutamente nada. Hay muchas personas y ONG como Greenpeace que hacen constantes denuncias acerca de esta terrible situación. También desde la Justicia, se está controlando los vertidos industriales y se ha fallado a favor de un plan de saneamiento. Pero esto no es suficiente. Lo que necesitamos es tomar conciencia sobre lo que nosotros mismos nos estamos provocando. Requerimos de una política que continúe a lo largo de los distintos gobiernos, es decir que al asumir un nuevo presidente no se deje de lado lo comenzado por el anterior.

Tenemos que estar seguros de que colaborando entre todos, aunque sea con pequeñas cosas, vamos a lograr un gran cambio. No dejemos pasar más tiempo. Hace 200 años empezó una cuenta regresiva para el Riachuelo y para todos los porteños y es necesario que revertamos esa situación.

Hagamos algo, limpiemos el Riachuelo, cuidemos el medio ambiente, cuidémonos a nosotros mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada