viernes, 5 de noviembre de 2010

EL RIACHUELO SIGUE CONTAMINADO

Aproximadamente entre 4000 y 6000 industrias descargan sustancias tóxicas en la cuenca Matanza-Riachuelo, región en la que habitan unas 5 millones de personas, el 12.5% de la población.


Desde hace 200 años, esta cuenca está contaminada. El río, que atraviesa 14 municipios, tiene 80 km de largo y cubre un área de aproximadamente 2000 km2.

En general la infraestructura urbana es deficiente. Los servicios de agua potable sólo alcanzan al 65% de la población de la cuenca y apenas el 45% de las viviendas tienen acceso al servicio de cloacas.

La comunidad ribereña convive con tres factores: las inundaciones periódicas, los altos niveles de contaminación y el incontrolado desarrollo urbano e industrial.

La Cuenca Baja y Media del río Matanza-Riachuelo (alrededor de 4100) y viviendas asentadas con planificación y ordenamiento deficientes. Muchas de las descargas industriales de sustancias tóxicas se vierten a colectoras pluviales, al suelo y al río. Las descargas de aguas servidas se vierten a las napas, a través de pozos negros.

El agua contaminada, cuando hay grandes precipitaciones, inunda las viviendas, calles y terrenos, poniendo en peligro la salud de la población.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada