viernes, 19 de noviembre de 2010

OTRA VÍCTIMA DE LA CONTAMINACIÓN: LA SALUD

5 millones de habitantes se ven afectados por graves enfermedades derivadas de la contaminación del río.

Pueden identificarse tres grandes zonas en la cuenca, una muy urbanizada con altos niveles de densidad de población en la cuenca baja, otra semiurbanizada en la cuenca media, y una predominante zona rural en la alta cuenca.

Las zonas más críticas desde la perspectiva ambiental se hallan principalmente en las cuencas baja y media, porque presentan en sus márgenes gran cantidad de industrias, basurales a cielo abierto y asentamientos de emergencia, las denominadas "villas miseria".

La contaminación del Riachuelo tiene consecuencias directas sobre la salud y la calidad de vida de los habitantes de esa zona.

Las enfermedades que predominan son las cardiovasculares y las dérmicas, los tumores y diarreas, ocasionadas por respirar los olores nauseabundos y por el contacto o el consumo de aguas contaminadas que entre otras sustancias, poseen metales pesados y nitratos.

Las malas condiciones sanitarias, el deterioro de la calidad de las aguas subterráneas y las recurrentes inundaciones que afectan las zonas bajas acentúan la transmisión y el contagio de estas enfermedades.

Los más perjudicados por estos efectos son los vastos sectores de bajos recursos y las especies de animales de la zona.
Otro peligro es la proliferación de ratas, cucarachas y alimañas que son potenciales transmisoras de enfermedades.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada